Pinares


   Su presencia en la zona es el resultado de las repoblaciones efectuadas a mediados del siglo pasado en las partes más altas de la sierra: La Ventanera, El Barranco El Lobo o Las Gajás. En 1974-75 también se plantaron en La Pelá y en Valdetreboloso. Los incendios de los años 89 y 94 calcinaron muchos jornales y puestos de trabajo esperados durante años. Como de los errores no se aprende, podemos ver algunos rodales que no se quemaron, las nuevas plantaciones y los pocos pinares particulares que se van librando ante la perspectiva de la nueva concentración parcelaria en La Jareta y El Río Chico. Las dos especies que se han utilizado en las plantaciones han sido Pinus pinaster y P. sylvestris. La pobreza de especies bajo el dosel arbóreo de los pinos es manifiesta, tanto por la poca luz que penetra como por las labores de desbroce que se llevan a cabo. El berezo de flor rosa Erica australis, la carquesa (Genista tridentata) u otros arbustos pueden aparecer en ellos. Tras los incendios aparecen copiosas, Luzula lactea o Periballia involucrata. Los aterrazamientos llevados a cabo en Las Cotorreras y La Silla, introdujeron un elemento de considerable impacto paisajístico en el MP.


Siguiente  Indice  Anterior